Cuantas veces le hemos preguntado a un experto, vendedor, mesero o a un amigo conocedor del tema cuando somos primerizos: ¿Cuál es el mejor café… vino… chocolate… cerveza? “¿Cuál es el mejor?” ¿Realmente existe una respuesta única para cada pregunta? En el presente artículo, espero poder darles una respuesta o al menos una guía para que ustedes puedan escoger realmente el mejor producto que estén buscando.

Que el mejor vino dicen que es este y a mi me gusta el de caja…Que la mejor cerveza dicen que es esta que cuesta tanto pero yo prefiero la barata…Que los mejores chocolates son los artesanales, pero a mi me gusta este que es de una transnacional…Estos casos suelen pasar muy seguido, y la verdad es que son válidos, tan válidos, que justamente generan que ese producto que a usted le gusta, realmente sea el mejor…si, es el mejor para usted y eso es lo que al final vale.

“Si gustos no hubieran, colores no existieran…”

Generando criterio

Por lo general, hay una cierta relación entre el producto considerado como “el mejor” y un precio elevado del mismo…no puedo negar que muchas veces la relación es acertada, ya sea porque el producto está hecho con materias primas de calidad o porque al ser considerado el mejor, es líder en ventas y puede alzar su precio, ya que sabe que las personas de igual forma lo van a seguir comprando por ser tendencia.

Pero esta relación algunas veces no se cumple, como lo mencioné antes, si a usted le gusta el vino de caja, y ese es el que disfruta, tome de ese vino y ya está, de hecho, el que sea de caja no quiere decir que sea de mala calidad. De vez en cuando, y cuando su bolsillo lo permita, compre algún vino en botella fino para probarlo y así generar un real criterio de su gusto, si no le gusto o no le sintió diferencia alguna, vuelva a su habitual.

¿Cómo sabemos que tomamos el mejor café si no hemos probado el que está a la par en la góndola? ¿Cómo sabemos que no nos gusta el chocolate negro si solo lo hemos probado una vez? Hay que atreverse a probar nuevos sabores siempre, solo así podremos generar una base de datos extensa para nuestro paladar y tener un criterio de peso para asegurar que realmente el que estamos consumiendo, es “el mejor”.

“The best”

¿Quien se acuerda de la respuesta del papá de Po, el Kung Fu panda, cuando este le pregunta por la receta secreta de los fideos? Este artículo se puede resumir en la frase que el Sr. Ping le responde a su hijo adoptado:

Obtenida de www.kungfupanda.wikia.com

 

“…el secreto, es que no hay secreto…”

 

El mejor, es el que a usted más le guste, punto. No se complique, tal vez con el tiempo logre identificar notas, sabores y/o defectos en productos que antes no reconocía y así podrá generar un criterio más estricto que haga que se refuerce su afinidad hacia un producto, o más bien cause una migración hacia otros productos, siempre en búsqueda del buen gusto para su paladar.

Lo que si les puedo decir, y esto es clave en la búsqueda del “mejor”, es precisamente eso, para encontrar el mejor, tienen que probar los peores. No se puede pretender haber encontrado el mejor producto si nos sentamos en la galleta, como se dice popularmente, y nos “casamos” con un producto y no nos atrevemos a probar la competencia.

Categorías: Tips

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *