¿Quién no ha escuchado alguna vez la famosa regla de los 5 segundos? Inclusive, estoy seguro que muchos la han aplicado aunque sea una vez en la vida. Un cuadro de chocolate al suelo, ¡Cómo desperdiciar tan preciado bocado!, apenas si tocó el suelo ¡Sería un pecado! ¿Qué me puede pasar?

Antes de hablar de si el alimento que se nos cae al suelo se puede comer (si lo recogemos rápido), empecemos por hablar de los posibles peligros… y estos son, básicamente, bacterias. Existen otros contaminantes aparte de los llamados biológicos, y estos son los físicos y los químicos. Estos también pueden adherirse a un alimento cuando este cae al suelo, pero a menos de que estemos en una situación realmente desesperada, creo que estos dos últimos tipos si son un factor claro para el descarte.

Cuando un alimento se nos cae al suelo, notoriamente podemos fijarnos si fue ensuciado por contaminantes físicos como pelos, tierra o suciedad en general, esto hace que descartemos el alimento casi que inmediatamente, al igual que si vemos que se embarró de jabón, o algún otro químico (por ejemplo aceite de motor) pero, ¿Qué pasa con los contaminantes que no vemos?

Los microbios

La E.coli, la Salmonella y Listeria son bacterias que se encuentran en el suelo y medio ambiente como cualquier otro microorganismo y que al igual pueden fácilmente “subirse” al alimento caído, pero que a diferencia de los demás, pueden ser potencialmente peligrosas (incluso mortales). ¿Cómo saber si el alimento se contaminó de estas?

Los microorganismos (m.o.) siempre van a estar presentes en el suelo y de seguro el alimento se va a contaminar con alguno de ellos, ya que no hay manera de evitar que los m.o. invadan el alimento caído una vez tocado el suelo… podrían pensar que con esto que esto que les estoy diciendo, la famosa hipótesis de la “regla de los 5 segundos” se rechaza, pero la verdad, yo no la descartaría aún…el factor tiempo en este caso, y como dice el dicho, es oro.

¿Qué es sucio y qué no?

Las bacterias se multiplican exponencialmente, en otras palabras, muy rápido. Lo que diferencia si una bacteria patógena nos va a hacer daño o no, es la cantidad o concentración que exista en una determinada superficie, en este caso, por ejemplo, una galleta que se nos cayó.

En otras palabras, entre más rápido logremos recoger y comer el pedazo de galleta que se nos cayó, menos probabilidad exista de que ese bocado nos llegue a enfermar. ¡Claro!, también hay que tener criterio e ir descartando posibles contaminantes antes de empezar a masticar el pedazo que recogimos del suelo, una minuciosa inspección visual tanto al producto como al suelo podría fácilmente hacernos descartar el pedazo del alimento antes de pensar siquiera a nivel microscópico.

¿Conclusión?

Mi intención realmente no es decirles propiamente si se puede o no puede comer un alimento caído al suelo, si no que piensen en todas las posibilidades y factores y así generen una respuesta con criterio…. ¿Cuántas veces comemos sin antes lavarnos las manos?, ya sea porque se nos olvidó, no había donde, o simplemente porque creemos que ya están limpias…

¿Cuántas veces comemos y agarramos el teléfono celular para ver un video o mandar un texto?… ¿Se han preguntado cuántas bacterias acarrea un celular? pues bastantes, inclusive bacterias patógenas. Entonces, si nos preguntamos si un alimento que tocó el suelo nos va a hacer daño, ¿Por qué no nos preguntamos si al tocar la comida después de tocar nuestro celular, puede hacernos daño?

Además, ¿Conocemos a alguien que se haya intoxicado por comer un alimento después de haber tocado el suelo? Nuestro cuerpo es sabio y nos protege, genera anti-cuerpos siempre, los cuales atacan los cientos de bacterias que entran en él, ya sea por comer un alimento cargado de bacterias, porque alguien nos estornudo a la par o porque tocamos algo que no sabíamos que estaba contaminado. Al final de cuentas es un tema de costo beneficio, ¿Realmente vale la pena rescatar ese cuadro de chocolate caído? Yo creo que ya saben mi respuesta.

 

Este video está un poco largo, pero está interesante. Habla un poco de si se debe o no comer un alimento caído al suelo

Categorías: Mito o realidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *