Hace algún tiempo, estuvo circulando un video de una mujer que denuncia y alerta a la población costarricense y a los consumidores de una marca de chips de papas ovaladas (en el video se puede observar el nombre del producto y la empresa que lo comercializa), sobre el peligro que podía estar corriendo su salud al comer esta marca de snack.

Comenta la señora en el video que las papas, provenientes de China, contienen plástico en su formulación (seguramente su manera de explicar el porqué del fenómeno que se pone a prueba), y que no existe razón por las que unas papas sean inflamables y “prendan fuego” al contacto de una fuente de calor (en este caso, un encendedor), aconseja también, no arriesgar la salud por 1 000 colones (unos $2 aproximadamente).

 

Si están pensando que este mito es mentira, pues están en lo correcto, pero no por el hecho de que las papas tipo “chips” no prendan fuego o porque piensen que la mujer añadió algún tipo de sustancia inflamable en el snack proveniente de China para alarmar a la población, simplemente porque la señora se equivoca en una frase que dice en el video, porque de hecho, las papas chips ¡SI deben prender en fuego!

¡Si! Por su naturaleza de producción, todo aquel snack que lleve grasa en su proceso de manufactura (en otras palabras, que sea frito), es un alimento potencialmente inflamable.

¿Por qué es eso posible?

Sabemos de lo que nos enseñaron en la escuela, que un incendio consta de 3 factores (aparte de la fuente de ignición): calor, oxigeno y combustible, si alguno de estos 3 factores falta, un incendio no puede ocurrir (apuesto que de niño hiciste el experimento de la vela encapsulada en un frasco, apagada por la falta de oxigeno). En gran escala, no podemos encapsular un edificio para que se consuma todo el oxigeno y se apague el incendio, el combustible tampoco podemos eliminarlo ya que es justamente lo que el fuego consume (muebles, plásticos, maderas, etc.), por lo que el único factor que se puede eliminar (o controlar), es el calor…y este se elimina con una fuente como lo es el agua.

Las grasas (solido) y los aceites (líquido) contienen gran cantidad de energía, expresadas en Julios (Joules) o calorías, esta energía funciona como combustible si es expuesta al calor o alguna fuente de ignición, el oxígeno, está en el aire que respiramos y el calor, en este caso lo facilitó el encendedor, por ende, tenemos todos los factores para provocar un incendio.

¿Por qué el snack prende tan rápido?

Como lo mencioné en párrafos anteriores, el fuego se combate con agua, en este caso, al ser una fritura, el alimento pasa por un intercambio de masas donde el agua (humedad) del alimento es evaporada por el calor y el aceite entra en el alimento en su lugar. Esto hace que el snack tenga muy poca agua disponible para combatir el fuego por si solo.

El punto de inflamación (p.i.) o flash point en ingles, se define como la temperatura mínima a la que sustancias químicas líquidas, se evaporan y forman una concentración importante o “nube” de gases combustibles. En otras palabras, entre menor sea el p.i., más peligrosa la sustancia cuando esté presente una fuente de calor, y más fácil prenderá en fuego. Esto quiere decir que entre menor sea el p.i., mayor será la inflamabilidad de la sustancia. Por ejemplo, la gasolina para automóviles, tiene un p.i. de -43ºC y el alcohol etílico (alcohol de farmacia) tiene un p.i. de 13ºC, esto quiere decir que son muy inflamables.

Se considera un líquido inflamable aquél que tenga un p.i. inferior a 38 ºC, y un líquido combustible aquel que lo tenga igual o superior a 38 ºC. Los aceites vegetales tienen un p.i. en el rango de los 50-95 ºC (considerados líquidos combustibles), parece alto pero si tomamos en cuenta que las grasas son uno de los alimentos con mayor contenido de energía (Joules/calorías) por gramo, que el agua disponible en el chip es muy baja y que la temperatura de una llama supera los 1000 ºC,  tenemos suficientes factores para considerar que las grasas, de hecho, si tiendan a prender fuego con una fuente de ignición presente.

Con este mismo ejemplo, podemos explicar del porque, a la hora de cocinar un alimento alto en contenido graso, como un chorizo en la parrilla o bbq, siempre se nos queme por las altas llamas formadas al caer la grasa sobre el carbón o leña, al no tener el cuidado suficiente.

 

 

Bibliografía consultada

https://www.britannica.com/science/flash-point

http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/FichasTecnicas/NTP/Ficheros/301a400/ntp_379.pdf

Carvalho, M., et al. 1993. Clean combustion technologies. Part B. Gordon and Breach Science Publishers. Portugal.

Macgyverisms. Wonder how to. (imagen)

Youtube. Video del articulo subido por la Presa libre.

Categorías: Mito o realidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *